domingo, 20 de enero de 2013

VUELVE EL GRAN CAPITAN?

Un grupo de empresarios de Corea analiza operar el tren de pasajeros Misiones - Buenos Aires

Un grupo de técnicos de una empresa coreana llegaron el viernes a la estación del sur misionero, montados en una formación de fabricación nacional. Llevaron adelante un relevamiento in situ de las condiciones del ramal.


La llegada sin aviso de un tren de pasajeros a la estación de Garupá generó expectativa por un posible retorno del servicio. La formación transportó al grupo de empresarios y técnicos desde la estación Federico Lacroze, de Buenos Aires, hasta el sur de Misiones. Los representantes de una empresa ferroviaria coreana interesada en operar el servicio de pasajeros evaluaron el estado de las vías. 
El objetivo del viaje fue permitir que los asiáticos evalúen in situ, el estado del servicio del Ramal Mesopotámico.

La empresa ya había manifestado el año pasado su interés por participar en la reactivación del tren  de pasajeros que conecta Misiones  y Buenos Aires. Para avanzar en las gestiones, la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SOFSE), montó el lunes en la estación Federico Lacroze, a un grupo de representantes de la firma asiática integrado por abogados, contadores e ingenieros en seguridad, electromecánica y telecomunicaciones, en un tren de fabricación nacional, marca Materfer, para realizar un recorrido completo sobre el Ramal Mesopotámico.

Luego de hacer paradas en distintos puntos de Entre Rios y Corrientes, donde inspeccionaron galpones y otras instalaciones orientadas al transporte ferroviario, la comitiva llegó el viernes a Garupá. Durante todo el recorrido, los técnicos orientales analizaron el estado de las vías.
La intensión de los coreanos sería trabajar en la recuperación de la infraestructura del ramal y en la vuelta del servicio de pasajeros. 

La idea sería reutilizar en el servicio Misiones-Buenos Aires, material rodante que ya fue dado de baja en países desarrollados y reemplazado por unidades más modernas.

El servicio de transporte ferroviario de pasajeros dejó de funcionar sobre el ramal mesopotámico en febrero del año pasado, luego de que una formación de la empresa que entonces concesionaba la línea, TBA, protagonizara en Buenos Aires el más trágico accidente ferroviario de la historia en Argentina, en lo que se recuerda como la “tragedia de Once”. 

Anteriormente a TBA, la línea de pasajeros estaba a cargo de la empresa Trenes Especiales Argentinos (TEA) que prestaba el servicio con el nombre de “El Gran Capitán”. Esa firma se vio forzada a dejar la operación en diciembre de 2011, cuando el ministerio de Transporte de la Nación revocó, luego de un largo proceso judicial, la licencia otorgada por la provincia de Corrientes que permitía el funcionamiento de ese tren.

A más de un año de la salida de servicio de las formaciones de TBA y a pesar de las promesas de la Nación, no llegó hasta ahora ningún operador que se hiciera cargo del servicio. TEA manifestó reiteradamante su intensión de retomar la concesión, pero no fue tenida en cuenta.

1 comentario:

  1. que pena el tren el Gran Capitán que hoy en la actualidad siga sin prestar ningún tipo de servicio desde Federico Lacroze hacia zonas imprescindibles como entre ríos corrientes y misiones, lo que mas llama la atención es que tiene una locomotora GM G22, el Gran Capitán debería tener una locomotora de mayor potencia me refiero a la GT22, en varios videos vi que hay zonas de mucha subida.

    ResponderEliminar